La decisión de Pablo Ráez fue clara: quería morir en su casa y no en el hospital

Pablo Ráez, ejemplo de héroe para todos. El joven deportista y bloguero, consiguió mover a todo un país y lograr récords en la donación de médula ósea. Todo gracias a su sonrisa, cercanía y la naturalidad con la que se expresaba y hablaba de su enfermedad. Su mensaje, siempre positivo, de amor a la vida y ayuda a las personas fue el responsable. A día de hoy, se ha quedado grabado a fuego en la mente y los corazones de toda España.

Pablo Ráez: La decisión de morir en casa y feliz

El camino de Pablo junto a una leucemia mieloblástica aguda fue arduo. El joven, que sufrió de varias recaídas, siempre mostró una posición optimista. Un ejemplo de ello, la imagen de los brazos en posición de fuerza y su lema: «Siempre fuertes». Por ello, fue él mismo quien decidió utilizar las redes sociales para explicar que las cosas no iban del todo bien:

(…) La muerte forma parte de la vida, por lo que no hay que temerla, sino amarla.

Mientras las fuerzas del joven se iban apagando lentamente, por lo que decidió tomar una decisión difícil: morir en casa y feliz. Siempre rodeado de los suyos en vez de en la fría sala de cuidados paliativos de un hospital.

«Quiso morir en casa junto a nosotros. (…) Quería tranquilidad. Iba de la cama al sofá y del sofá a la cama y pasaba el tiempo viendo películas con toda la familia». Resumidamente comentaba su hermana Esther en una entrevista.

Hoy en día, morir en casa, acompañado de tus seres queridos y sin dolor es una posibilidad que Proyecto Cuidar facilita. Por suerte, siempre mediante especialistas expertos en el cuidado de pacientes paliativos.


¿NECESITAS UNA ENFERMERA A DOMICILIO EN MADRID CAPITAL?

Llámanos al (+34) 913 191 370 / 619 001 481 o escríbenos a info@proyectocuidar.com.

Estamos en Calle General Castaños 13 | Piso 2 Derecha | 28001 Madrid