El derecho a morir dignamente

Morir bien es el deseo más universal. Sin embargo, el concepto de una muerte buena y digna no es igual para todos. En la actualidad, el diagnóstico de casos de demencia o enfermedades degenerativas están a la orden del día. La pérdida progresiva de las facultades físicas y, a veces, también de las mentales son dos ejemplos de su repercusión. Gracias a los avances científicos, disponemos de una gran cantidad de mejoras terapéuticas que no permiten su cura pero sí alargar la vida. El problema reside en el coste de esta supervivencia. Normalmente, conlleva un gran sufrimiento o la pérdida irreparable de calidad de vida.

La perspectiva de este largo deterioro de la vida hace que muchas personas quieran decidir por sí mismo cuándo y cómo morir. El último caso en España es de José Antonio Arrabal, paciente de ELA, quien tomó la decisión de suicidarse como respuesta a cuándo quería morir. La legislación española, en concreto la Ley de Autonomía del Paciente (2002) garantiza al enfermo el rechazo de los tratamientos y los soportes vitales que le mantienen con vida. El debate está presente, la Asamblea de Madrid ya debatió el proyecto de Ley. El Congreso es quien discute ahora este proyecto de Ley. Para él, se abordan temas como los cuidados que debe tener el enfermo y los límites de la intervención médica.derecho a morir dignamente

Los cuidados paliativos y la atención de un equipo especializado hacen de este proceso un camino más sencillo y evitando el dolor. No es una opción excluyente, sino una manera de garantizar una muerte digna, sin dolor y de calidad. También facilita el duro trance a la familia, ofreciendo apoyo y conocimientos sobre la enfermedad y los cuidados. Romper el tabú de la muerte requiere poder hablar con naturalidad de ella.


¿NECESITAS UNA ENFERMERA A DOMICILIO EN MADRID CAPITAL?

Llámanos al (+34) 913 191 370 / 619 001 481 o escríbenos a info@proyectocuidar.com.

Estamos en Calle General Castaños 13 | Piso 2 Derecha | 28001 Madrid