¿Qué situaciones hacen la lactancia diferente?

Hoy en día la información sobre la lactancia materna está presente en todas partes. Esta sobreinformación puede generarnos confusión o duda. ¿Puedo dar el pecho si tengo gemelos o mellizos? ¿Tendré leche suficiente? ¿Qué sucede si mi hijo/a tiene labio leporino o fisura palatina? ¿En qué postura le doy de mamar?

lactancia materna

Primeramente, vamos a exponer el caso de parto múltiple. Es importante que durante el embarazo reciben mayor información y apoyo, ya que sus dudas suelen ser dobles o tripes. Depende el número de bebés que vengan en camino. Su mayor duda, por excelencia, es si tendrán leche suficiente para los recién nacidos. Sí, es suficiente. Dos o tres bebés hacen que la estimulación sea doble o triple, por lo que la producción será mucho mayor. Podrán amamantar sin problema. A su vez, deben conocer la importancia del vaciado del pecho entre toma y toma. De esta manera, podrán realizar una alimentación completa.

En el caso de las alteraciones orofaríngueas como el labio leporino o la fisura palantina, la lactancia es diferente. Su variabilidad depende de la gravedad y afectación. Cada caso es particular, pero se pueden establecer ciertas pautas. La más importante es la observación del sellado del pezón por parte del bebé, base de una buena succión. En el caso del labio leporino, debemos ayudar a crear ese vacío tapando la hendidura. En el caso de labio leporino y paladar hedido es difícil una lactancia materna directa. Pero la madre puede extraerse la leche y alimentar con ella al bebé.

Las posturas más conocidas y más cómodas

Por último, recalcar que cada bebé tiene una manera propia de succionar, posicionarse. Así como un tiempo determinado para realizar la toma completa. El tiempo se va aumentando progresivamente hasta que las madres y los bebés se encuentran cómodas. Cuando esto ocurra, la madre también se sentirá más segura para realizar una lactancia simultánea en los casos que se requiera. Las tres posturas más conocidas son: postura en balón de rugby, postura cruzada sobre la madre y postura paralela. En el caso de las malformaciones congénitas se recomienda tener al niño lo más incorporado posible mediante la postura en balón de rugby.


¿NECESITAS UNA ENFERMERA A DOMICILIO EN MADRID CAPITAL?

Llámanos al (+34) 913 191 370 / 619 001 481 o escríbenos a info@proyectocuidar.com.

Estamos en Calle General Castaños 13 | Piso 2 Derecha | 28001 Madrid