Enfermería pediátrica: la importancia de la salud en todas las edades

La enfermería pediátrica se encarga de proporcionar cuidados a bebés, infantes, niños, preadolescentes y adolescentes. Desde un bebé recién nacido a un joven de 16 años. Está orientada tanto a niños con enfermedades o lesiones de duración variable como con discapacidades. Así como a niños que no padecen ningún tipo de enfermedad o lesión. La prevención siempre es el mejor cuidado.

La función de un equipo pediátrico es completa y multidisciplinaria. Su función es diferente que la de los adultos. Siempre han de tener en cuenta el impacto de la enfermedad o lesión en el desarrollo del niño. Además de la capacidad de los niños en explicar sus síntomas. De igual manera, ayudan a reducir la ansiedad y la confusión que puedan sentir. La enfermería pediátrica también trabaja en estrecha colaboración con las familias y cuidadores.

enfermería pediátrica

Valoración inicial

En Proyecto Cuidar consideramos esencial realizar una valoración inicial. De esta manera, nos acercamos al conocimiento global e individual del niño y elaboramos un plan de atención personalizado. Los principales puntos para esta valoración son:

  • Percepción de la salud: Conocer los hábitos de higiene bucal y aseo, problemas de salud o medicamentos. Además de alergias o hábitos tóxicos.
  • Patrón de alimentación y eliminación: En el caso de los bebés es importante saber el tipo de alimentación utilizada y su técnica. Tanto en la lactancia materna, como en la artificial o mixta. Así como los patrones de eliminación urinaria e intestinal. En el caso de los adolescentes, la valoración de hábitos alimentarios para prevenir problemas futuros. Como la imagen corporal, los trastornos alimentarios o la obesidad.
  • Actividad y reposo: Valorar el patrón de ejercicio y reflejos para una estimulación mayor o evitar el sedentarismo.
  • Sueño: Es necesario conocer las horas de descanso y su calidad.
  • Patrón cognitivo: Valorar sus sentidos, memoria, concentración, lenguaje… De esta manera se pueden detectar alteraciones neurológicas.
  • Roles y relaciones: Conocer su percepción sobre si mismos y sobre los demás así como su modo de interaccionar con ellos.
  • Sexualidad: En el caso de los adolescentes, es importante saber lo que conocen sobre el tema. Para así prevenir embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual.

Con todo esto, nos acercaremos al conocimiento global del niño. Así, podremos prevenir o detectar futuros problemas de salud. Realizar todo este proceso en el domicilio nos ayudan a crear lazos. Tanto como con el niño como con su familia y sus cuidadores. Además, con nuestra consulta pediátrica online podrás realizarnos cualquier pregunta complementaria sin ningún tipo de compromiso.


¿NECESITAS UNA ENFERMERA A DOMICILIO EN MADRID CAPITAL?

Llámanos al (+34) 913 191 370 / 619 001 481 o escríbenos a info@proyectocuidar.com.

Estamos en Calle General Castaños 13 | Piso 2 Derecha | 28001 Madrid